Force 10 from Navarone de Guy Hamilton (1978) (Reino Unido, Estados Unidos)

A grosso modo, podemos dividir el cine bélico en dos grandes corrientes: el dramático, que usualmente termina por ser anti-bélico y que nos muestra el lado realista y crudo de la guerra, el horror de la misma; y el festivo, donde la guerra no es más que un escenario para aventuras heroicas. De este segundo grupo, es el subgénero “de misiones” el que más se destaca y uno que durante las décadas del 60 y 70 funcionó más que frecuentemente. De todas las posibles películas “de misiones” probablemente “Los Cañones de Navarone” sea una de las mejores y fue una además que reportó un gran éxito económico, tanto para la novela original de Alistair MacLean, como para la adaptación cinematográfica de J. Lee Thompson. Tanto fue el éxito, que MacLean poco después escribió una secuela y esta que aquí nos ocupa es su correspondiente adaptación. Ubicada apenas dos años después de la anterior, nos reencontramos con sus dos protagonistas Mallory y Miller (salen Gregory Peck y David Niven, entran Robert Shaw y Edward Fox y a decir verdad no se resiente nada con el cambio) y estos se ven obligados a volver a la acción, esta vez en Yugoeslavia, para atrapar a un traidor, el mismo que comprometiera la anterior misión. Viajan junto a la Fuerza 10 del título (que no tiene ninguna vinculación con Navarone, más allá de tratar atrapar más público) que viaja con su propia misión, comandada por un jovencísimo Harrison Ford. No es la primera, la verdad que no, y tiene además un guión que si se lo mira con lupa (toda la vinculación con “Los Cañones…” hace agua, el accionar del traidor es incomprensible por momentos) se ve finísimo, pero que entretiene, entretiene sin dudas. Y el tramo final, con la misión propiamente dicha y donde todos tienen que cumplir con su rol cronometrados a la perfección, es un ejemplo del talento de Guy Hamilton. Sumemos un montón de caras conocidas en su elenco (Barbara Bach, Franco Nero, Carl Weathers, Richard Kiel, Michael Byrne) y tenemos un gran ejemplo de cine de matineé. 07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: